card_giftcard
MUESTRAS GRATIS
ICON y MASSADA
check
Entrega en 24Horas
Pedidos antes de las 17h

Hacerse mechas en casa: no tan fácil y puede que peligroso

Publicado el : 12/04/2022 17:00:17
Categorías : Consejos

Hacerse mechas en casa: no tan fácil y puede que peligroso

Hacerse mechas en casa es uno de los procedimientos de peluquería que puede ser algo fácil o prácticamente imposible. Depende del tipo de mechas, de si tienes ayuda, de los conocimientos que se tengan al respecto, de la velocidad de trabajo…

Aunque en MiPelazo NO aconsejamos que te hagas las mechas en casa, precisamente por lo que acabamos de comentar, sí vamos a contarte muchas cosas sobre el mechado, entre ellas, cómo se hace. Si bien, como decimos, lo que debes hacer es salir de casa, ir al salón de belleza, decir qué deseas, que te valoren y, si el estilista y los productos son profesionales, dejarte llevar y salir de allí con un pelazo.

Para hacer las cosas bien y puesto que no queremos crear un tutorial ni mucho menos, nos moveremos por lo básico. En esta ocasión hablaremos del mechado convencional, las mechas normales, de mecha fina o media, con la técnica de selección por zigzag cubiertas con papel.

  Mechas pelo rubio: cómo hacer mechas en casa con papel de aluminio

Vamos a empezar por las mechas rubias por ser más difíciles de dejarlas perfectas pero después te contamos cómo hacer mechas en casa de cualquier otro color. Eso sí, vamos a tirar de lo sencillo, si quieres unas mechas californianas rubias o algo más elaborado, como siempre, te aconsejamos acudir a nuestro salón que te explicarán mucho mejor cómo se consiguen, cómo funciona la deco, los riesgos asociados y te darán también asesoramiento sobre el color, las zonas de aplicación.

  Mechas en casa paso a paso

Las mechas rubias en casa las consigues con:

 Decoloración o superaclarante. En función del color de tu cabello y del resultado que busques se usará decoloración, que la tienes tanto en crema o superaclarante, que es un producto a medias entre tinte y decoloración, dejando el cabello más rubio que con un color normal pero sin llegar a quemar como la deco. ICON te ofrece dos tonos que incluyen un matiz para neutralizar el color. Estos son el superaclarante irisado ICON ECOTECH y el ICON Ash/ceniza.

 Oxidante. Cualquiera de los productos anteriores necesita mezclarse con un oxidante para que se forme la reacción química que aclara el cabello. Según necesidad y estado actual de la cabellera, se usará una u otra graduación, pues los hay de distinta dureza (volúmenes).

 Color. Con tintes de colores, semipermanentes o, directamente, matizantes, corriges el color de tus mechas si se quedan demasiado amarillas o naranjas, volviéndolas más neutras e incluso algo perladas o irisadas; eso va en función del color para matizar que escojas. Los mejores son violetas, platinados y azulones. El mejor producto para ello de ICON es su ICON Lovely Lavender, que es un producto demipermanente que, además, te dejará las mechas súper brillantes. Al final, terminan siendo tintes para mechas, pues se usan para eso, para darles el matiz deseado, el puntillo.

 Pack aplicación y protección. Por supuesto, necesitas protegerte con guantes y capa. Un bol y un pincel son necesarios para contener la mezcla y aplicarla. Lo tienes todo en este pack especial tinte.

 Cobertor. Para separar el pelo decolorado tienes que utilizar papel, de manera que las mechas queden empaquetadas. De este modo consigues no sólo que no se manche el resto del cabello sino que cojan calor y el rubio se consiga más rápidamente. Lo habitual es usar papel de aluminio o planchas de plástico, pues hay quien opina que el papel es perjudicial.

 

En esencia, hacer mechas en casa o en peluquería supone:

1. Haces tu mezcla. Primer problema. Ambos productos se mezclan fácilmente. Lo que ocurre es que tienes que saber qué cantidades de deco y oxidante necesitas así como la fuerza del oxidante. No es lo mismo si buscas unas mechas blancas platinadas que si te las vas a hacer en rubio oscuro o rojo, por ejemplo.

2. Escoge los lugares donde quieres hacerte mechas y tenlos presentes en todo momento.

3. Haces particiones que faciliten ir trabajando sobre el cabello en función de dónde las quieres y del peinado que sueles llevar. Este punto ya empieza a complicar el proceso.

4. Con la punta del pincel sacas una mecha del grosor que desees en paralelo al suelo.

5. A tu gusto, vas separando las mechitas de ese mechón que quieres decolorar. Generalmente se hace un rápido movimiento de zigzag que hace que las mechas queden parejas. ¿Ves? Aquí viene otro problema, tienes que tener buen movimiento de mano y calcular bien lo que coges y lo que no.

6. Ahora tienes que quedarte con los mechoncitos que has escogido y soltar el resto.

7. Debajo pones papel o una placa de plástico para mechas y peinas los mechones.

8. Con la mezcla, pintas las mechas.

9. Si has usado papel, lo cierras formando un paquetito dejando la mecha dentro. Si has usado una plancha de plástico, coloca otra encima.

10.  Sueltas otro mechón y repites los pasos del 3 al 8. Así tienes que hacer todas las mechas rápidamente para que no haya demasiada diferencia de tiempo entre la primera y la última pues, a más tiempo en el cabello, más decolorado y por tanto más rubio, pero también más estropeado queda. Es por esto que aconsejamos ir a un salón donde, además de trabajar rápido y teniendo conocimientos sobre el tema, puede que incluso dos expertos se encarguen de ti, de manera que tus mechas queden igualadas y tu pelazo no se debilite (o incluso se rompa como vemos en muchos vídeos de redes sociales donde las chavallas se decoloran en casa y se quedan con el mechón en la mano).

11.  Enjuagas.

12.  En función del color que queden, tienes que aplicar un matiz violeta (lila, morado, azul, gris). El tiempo de exposición viene dado por el color que se haya quedado en tu melena. Este es otro punto en el que un experto debe estar presente, asegurándose de neutralizar adecuadamente el rubio.

  Mechas platinadas

Una vez que las mechas están matizadas con un color más natural (suelen quedarse amarillentas e incluso anaranjadas tras decolorar y hay que matizar, como bien hemos visto en el punto último.

Tras ello, si han quedado lo suficientemente claras, puedes pasarlas a mechas ceniza realizando de nuevo el procedimiento para matizar mechas pero con un tinte para mechas rubias en color gris o plateado (tinte gris hay en muchas marcas pero ICON tiene, además de tonos ceniza, un matizador silver/plata  y un tono metálico slate violet, que es un gris liláceo espectacular que no vas a ver en ningún sitio.

  Mechas rubias blancas

Llevar el pelo con mechas blancas consiste en ir más allá que con las mechas rubias. Y es que hay MUCHOS colores de mechas rubias, de las que más, diría yo, y también son las que más se demandan.

Tienes que saber que conseguir tener el pelo blanco no siempre es posible a la primera. Por ejemplo, si tu cabello es negro o lo llevas teñido de un color oscuro, en el supuesto de que consiguieses un blanco, sería a base de multiplicar decoloraciones, destrozándote la melena. Para evitarlo, el proceso debería ser muy lento, aclarándote el cabello en muchas sesiones y dejando que este se cure, tratándolo, además, con proteínas e hidratándolo al máximo,a demás de aplicando un tratamiento de peluquería como Ecoplex  para proteger el cabello al tiempo que se decolora.

En el caso de que tu cabello sea virgen y de color medio o claro sí podrías llegar a llevar mechas blancas manteniendo la salud capilar en un estado aceptable. También habrá que realizar varias decoloraciones, eso sí, y dejar tiempo entre ellas para que, igualmente, el cabello no se vea agredido tan de golpe.

Además de hacerte más decoloraciones, el truco estará en saber cómo matizar, algo que debes dejar a los expertos; ponerse el pelo blanco es diferente a hacerlo de cualquier otro color, siendo necesario un experto en peluquería para conseguirla. Tendrás que usar matices arena y plata hasta dar con el blanco.

  Mechas de colores

Tras darles el matiz necesario para cada caso, toca aplicar el color final que deseas para tus mechas de pelo. Seguramente estarás pensando en mechones rubios, por ser lo más habitual. En ese caso, tendrías que aplicarte un tinte rubio muy claro dorado o algún miel; hay muchísimos tipos de rubio.

Pero puede darse el caso de que busques otro color. En este caso, lógicamente, no habrá que decolorar hasta un rubio clarísimo sino al más cercano al tono que tu deseas, no necesitas dañar más tu cabello porque luego lo vas a tapar con el color.

Y más allá aún, si lo que buscas es algo oscuro, como serían, por ejemplo, unas mechas caramelo o simplemente darles un matiz violáceo manteniendo tu tono de base, no vas a tener que ni decolorar tu cabello si no es demasiado oscuro.

Y es que lo de hacerse mechas en casa es muuuuy relativo. Hay que mirar varios factores y controlar mucho porque, por ejemplo, podría ser suficiente con un superaclarante, o, por ejemplo, con un tinte dos tonos más claro que tu base para conseguir el look que buscas.

  Mechas chico

Por supuesto, también hay mechas para hombres. El procedimiento puede ser el mismo, o no. Si el cabello es muy cortito habría que recurrir a otras técnicas más complejas. Por supuesto, aquí no merece ya la pena siquiera detenerse puesto que si las mechas con papel son las más sencillas y las desaconsejamos hacer en casa, ni se nos ocurre hablar de oros procedimiento, más aún si son mechas rubias en pelo corto.

  Tinte base y mechas al mismo tiempo

Puedes hacerte, si lo deseas, mechas y tinte a la vez. Es un procedimiento muy habitual en el salón de belleza porque no sólo ahorras tiempo a la clienta sino que es más sencillo que aplicar el color intentando esquivar pelo más clarito de unas mechas que se hayan hecho previamente.

Si es el caso, sí o sí son dos profesionales los que se encargan de ti para que el tiempo de exposición de las mechas coincida con el tinte sin arriesgar la integridad de las fibras capilares pero consiguiendo captar todo el pigmento.

Y es que, además, el resultado de mechas con tinte puestos a la vez es muy vistoso. Sales del salón con el pelazo colorido, vibrante y brillante, además de con un styling que te quede de maravilla.

  Otras mechas

Hay otras muchas maneras de hacerse un look mechado, como las mechas naturales o rayitos, el de dos mechones teñidos adelante , el balayage , que son unas mechas rubias naturales mucho más sutiles, una especie de iluminaciones en el cabello, o las mechas con gorro. En otra ocasión haremos un post extendiéndonos en todos los tipos de mechas que existen para que escojas qué técnica trabajará tu peluquero profesional si te decides por llevar este look bi, tri o multicolor.

  Ideas para teñirse el pelo con mechas

Más allá de llevar las mechas rubias en pelo castaño, que es por donde prácticamente todo el mundo empieza, puede que quieras innovar, ¿no?

  Mechones rubios en el flequillo

Llevar mechas con flequillo es totalmente compatible. De hecho, este es el mejor truco para darle volumen al flequillo. Si llevas, sin duda, di en tu salón que te hagan el mechado también en él aunque sea de una manera muy sutil, con unas mechas finas que, a la vez, den luz a tu rostro.

  Mechas de dos colores

Exacto. Cuando uno piensa en hacerse mechas siempre le viene a la mente un color. Pero, ¿Por qué no dos? Con ello conseguirás unas melena de tres colores, lo que se traduce en mucha más dimensión y, también, personalidad.

 

 Mechas cobrizas y doradas

Es el dúo por excelencia, el más socorrido y también el más habitual. Hace que el castaño se difumine hacia un lado y hacia el otro de la paleta cromática, resultando, dentro de lo evidente, bastante natural.

 Combo de mechas oscuras y claras

Otra opción  si te animas por dos colores es la de combinar uno claro y uno oscuro. Resulta todo lo contrario a lo anterior, pues, sin duda, tu pelazo va a dar que hablar. Las mechas pelirrojas con violetas o con rubias en una base negra son un básico desde hace décadas; como un pantalón de vestir o una camiseta de tirantes negra, lo que sería un must en tu armario. Las rubias muy claras y negras con una base castañita cobriza también quedan muy bien y están mucho menos vistas.

  Mechas rubias en pelo rubio

Una idea en la que no se piensa mucho pero que tiene todo el sentido es la de aclarar un cabello que ya de por sí es rubio de base.

Lo que se consigue con ello es que la melena adquiera dimensión y muchísima luminosidad. Y aunque las mechas no sean TAN evidentes, se van a notar, créeme. Puedes ponerte una base de tono 7 arena y unas mechas de tono 10 matizadas a tu gusto y sigue tratándose de un rubio sobre rubio.

  Mechas grises

Si en pelo oscuro crees que es muy típico tirar al rubio, ¿por qué no te haces unas mechas grises? Van muy bien con el cabello, las puedes mantener tú en casa con un champú con color o un matizador plata y, si el negro es teñido y escupe un poco, te ayudará a que las mechas se vayan fundiendo poco a poco con tu melena y conforme te vayas haciendo más y más tendrás una melena negra y gris con todas las variantes de este último. Sin duda, el cabello negro con mechas platinadas es una de mis opciones favoritas y mantienen el cabello bastante protegido.

  Alerta a la hora de hacer mechas en casa

No te entretengo mucho más porque ya estarás hecha una experta en cómo hacer mechas. Pero no quiero despedirme sin unas pequeñas alertas; no te impiden nada pero hay que tenerlas en cuenta a la hora de ponerse manos a la obra.

  Mechas de colores en pelo rubio

Es un punto muy lógico pero en el que mucha gente no cae cuando se tiñe el pelo.

Si tu tienes el pelo rubio te haces un mechado de colores más oscuros, especialmente si lo son mucho o si optas por colores fantasía, estos se van a ir escupiendo en la ducha e irán pintando, un poquito, tu melena rubia.

Esto requiere un mayor mantenimiento ademas de, por supuesto, un matizado de peluquería que sea perfecto para evitar al máximo que los colores se escupan. Lo que sí puedes, y debes hacer en casa tú es escoger productos de higiene capilar especiales para cabello teñido, pues estos hacen lo posible por no cambiar el color de las fibras.

  Mechas pelo corto

Por lo general, coger las mechas en pelos cortitos va a ser bastante difícil pues, lógicamente, se nos escapan. En este caso las opciones son dos: practicar mucho movimiento de mano para coger bien el cabello o rendirse a otro tipo de mechas.

En cualquiera de los casos, la experiencia y unas manos profesionales son esenciales

  ¡Las raíces!

Terminamos con algo realmente importante precisamente para que no olvides el mensaje.

 

La decoloración en las raíces no actúa igual que en el resto de la fibra capilar sino que sube mucho más rápido debido al riego sanguíneo. Por esto mismo, es importante no haerse las mechas pues de raíz, pues cuando la mecha sea de tu agrado, la raíz será bastante más rubia, pudiendo, incluso partirse.

 

Por eso tiene que haber unos ojos expertos detrás tanto como para no decolorar la raíz como para, si ocurre por accidente, poder actuar a tiempo eliminando la decoloración.

 

En cuanto a lo de hacerse mechas en casa, esperamos haberte sacado de dudas y, por supuesto, ayudado a que te animes a cambiar de look, pero acudiendo al salón de belleza. Esta práctica no es tan sencilla y  tú sola puedes llegar a romper, literalmente, tu cabellera. Vete a la pelu y sal con un cambio que te va a aportar personalidad y, por supuesto, vida y soltura a la melena.

Redacción ActualizaciónRevisión
Alejandro Mateo 02-05-2022Alejandro MateoIcono experto verificadoResponsable de estrategia y contenidos
Añadir un comentario