Rutina de cuidado facial para pieles sensibles

Pieles sensibles: Rutina de cuidado facial

Todo el mundo puede llegar a tener la piel muy sensible en más de una ocasión, ya sea por culpa de cambios de estación o por exceso de maquillaje. También puede darse a cambios hormonales o simplemente tener la piel sensible. Sea cual sea el caso, existen rutinas de cuidado diario para poder tratarla con todo el cariño que se merece y empezar a combatir cuanto antes los primeros síntomas que pueden desembocar en distintos problemas.

Si llevas tiempo buscando una rutina de cuidado diario para pieles sensibles, hemos querido hacer una pequeña guía que puedes seguir y lucir una estética mucho más cuidada.

Rutina de cuidado para pieles sensibles

1) Limpiar la cara

Cuando te despiertes, antes de limpiarte la cara, es importante saber con qué producto lo vas a hacer, la leche limpiadora pieles sensibles es especial porque no produce irritaciones y logra cuidar cada detalle de tu piel. También hace que las impurezas desaparezcan y esté mucho más calmada.

Este producto está especialmente diseñado para actuar de forma rápida, efectiva y suave sin la necesidad de frotar con demasiada fuerza. Puedes retirarla con agua fría y en poco tiempo empezarás a notar los resultados.

Si quieres potenciar aún más sus efectos, puedes ayudarte de un tónico pieles sensibles después de la limpieza diaria. Lo único que tienes que hacer es pulverizar un poco sobre la piel y, con ayuda de un algodón, dar suaves toques por la cara. 

2) Proceso de exfoliación

Si te preocupa que durante este proceso se pueda alterar tu sensibilidad, es importante utilizar un producto especialmente diseñado para realizar la exfoliación de la mejor forma posible. Cuando sales a la calle y las incidencias meteorológicas son duras, como mucho frío, aire o sol, la piel puede sufrir y alterarse, de ahí la importancia de fortalecerla lo máximo posible pare que recobre su estética natural.

3) Reduce el enrojecimiento

En el caso de que tu piel sea extremadamente sensible y, con el paso del día, te encuentres con pequeños enrojecimientos faciales, puede ser debido a que esté muy irritada y sea necesaria la utilización de una crema pieles sensibles para devolver a esta zona todos los nutrientes necesarios. Así, tu piel estará más hidratada, calmada y protegida.

Otra opción es Serum pieles sensibles, puedes utilizarla por las mañanas y las noches después de tu limpieza diaria. También tiene propiedades calmantes y fortalecedoras por lo que ambas son unas muy buenas opciones.

4) Un hidratante para pieles sensibles

Los mejores hidratantes para este tipo de pieles se caracterizan porque saben mantener la humedad necesaria para cada tipo de piel a la misma vez que la protege de los distintos factores ambientales, como puede ser la contaminación.

Un hidratante con extracto de Árnica está especialmente diseñado para aquellas pieles que sufren de cuperosis o están irritadas. Si este es tu caso, puedes utilizarla después de los procesos anteriores y antes de utilizar tu crema hidratante convencional para que tu piel esté más fortalecida e hidratada. En el caso de que también quieras utilizarlo por las noches, puedes hacerlo a través de un suave masaje por la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *