Qué es una leche limpiadora facial y cómo sacarle partido

Publicado el : 29/01/2020 16:14:29
Categorías : Consejos

Qué es una leche limpiadora facial y cómo sacarle partido
Productos relacionados

El mejor truco de belleza que pueden darte es el de que una piel limpia y libre de impurezas es el mejor lienzo para aplicar cualquier tipo de cosmético ya sea maquillaje, cremas o tratamientos. Nuestra piel sufre a diario con las numerosas agresiones externas a las que se enfrenta, no importa tu edad o lo mucho que te cuides si no mantienes una piel limpia tu cutis se acabará resintiendo y mostrando un aspecto poco saludable. 

Hoy queremos hablarte de la leche limpiadora, un producto muy utilizado que lleva acompañándonos décadas, pero cuyo uso y aplicación aún genera muchas dudas. 

  ¿Qué es la leche limpiadora y para qué sirve?

La leche limpiadora, leche desmaquillante o limpiador facial es un producto de limpieza y cuidado de la piel cuya función no es solo la de desmaquillar, sino también la de limpiar la piel en profundidad. A lo largo del día, nuestra piel acumula en la superficie cutánea restos de polvo, suciedad, maquillaje, polución, sebo...

¿Qué ocurre si no limpias la piel de manera correcta? Que toda la suciedad provocada por la actuación de esos agentes externos se irá acumulando en tu epidermis y obstruirá los poros poco a poco. Esa obstrucción o intoxicación de la piel acabará produciendo los indeseados granitos o puntos negros que no son otra cosa que acumulación de suciedad en dichos microorificios.

Pero la obstrucción de los poros debe preocuparnos más allá de una mera cuestión estética, hay tener en cuenta que esta acumulación de suciedad en la epidermis dará lugar a una piel congestionada apagada y sin vida; en definitiva, una piel intoxicada que no reaccionará de manera correcta a la aplicación posterior de tratamientos o cosméticos y no estará receptiva a las propiedades y efectos de dichos cosméticos.

En definitiva, la leche limpiadora no solo es un producto desmaquillante, sino también un producto de limpieza facial que podemos utilizar a diario independientemente de si estamos maquilladas o no. Una rutina de belleza diaria que nos garantizará una piel limpia, con vida y libre de impurezas que absorberá de forma óptima cualquier tratamiento aplicado con posterioridad.

  Cómo utilizar la leche limpiadora facial correctamente

Aunque es un producto de uso frecuente y conocido por todas las mujeres, hay muchas dudas en cuanto a su aplicación. Para desterrar estas dudas, hemos preparado este paso a paso para que apliques la leche limpiadora facial de manera correcta y luzcas una piel limpia y radiante.

1. Si estás maquillada debes desmaquillar primero los ojos con un producto específico. Empapa unos algodones en tu desmaquillante de ojos favorito y aplica sobre el párpado sin frotar, con movimientos suaves desde el interior hacia afuera. Recuerda que la piel del párpado es más fina y puedes dañarla y provocar, con el tiempo, la aparición de arrugas no deseadas.

2. Toma una pequeña cantidad de producto y aplícala sobre el rostro (frente, pómulos y barbilla), cuello y escote. Es importante no olvidar la zona de cuello escote no solo en la limpieza, sino también en la aplicación de cualquier cosmético o tratamiento. 

3. Extiende la leche con suaves movimientos circulares desde el interior del rostro hacia afuera y siempre en sentido ascendente. Para asegurarte de que toda la piel está limpia puedes hacerlo por partes: primero la frente, después la zona central del rostro seguida de barbilla y labio superior y, para terminar, el cuello y el escote.

4. Una vez extendido todo el producto, debes retirarlo con agua tibia ayudándote de discos desmaquillantes, una toalla o esponjas desmaquillantes. Asegúrate de retirar bien toda la leche limpiadora y repite el proceso hasta que no queden restos de producto en la piel.

5. Si no estabas maquillada, será suficiente. Si estabas maquillada, repite la operación. Esta repetición no es obligatoria, pero es aconsejable hacerlo 2 veces: una para retirar el maquillaje y otra para eliminar posibles restos de suciedad y terminar de limpiar la piel.

6. Con la piel limpia, es el momento perfecto para exfoliar y eliminar todas las células muertas. Puedes utilizar el gel Massada exfoliante natural de gelatina de perlas que, además de equilibrar y proteger el manto ácido de tu piel, acelera la renovación celular y aporta a la piel luminosidad y efecto tensor.

7. Una vez tengamos la piel limpia y exfoliada podemos continuar con la aplicación del resto de productos de nuestra rutina de limpieza diaria: tónico, sérum, crema hidratante...

  Pieles grasas y sensibles: ¿pueden utilizar leches limpiadoras?

Existe la creencia de que este tipo de pieles no pueden utilizar estos productos bien porque aportarán más grasa, en el caso de las pieles grasas, o bien porque pueden irritar la piel, en el caso de las pieles sensibles, pero... ¿cuál es la mejor leche limpiadora para este tipo de pieles?

La realidad es que cualquier tipo de piel puede y debe utilizar productos de desmaquillado o limpieza facial para mantener un cutis limpio y saludable. La cuestión está más bien en aplicar el tipo de producto adecuado a cada de tipo de piel para no alterarla o dañarla.

Si tienes la piel grasa, puedes limpiar o desmaquillar tu rostro con una leche limpiadora para piel grasa o acneica, un producto específico como la Massada leche limpiadora pieles grasas que contribuirá a regular tu piel sin deshidratarla controlando el exceso de sebo y equilibrando tu manto hidrolipídico, la barrera natural que tiene tu piel.

En cuanto a las pieles sensibles, es cierto que son pieles muy propensas a las irritaciones y reaccionan con mucha facilidad ante cualquier agente externo, pero no por ello debemos dejar de limpiarlas. El quid de la cuestión está en utilizar productos específicos para pieles sensibles como la Massada leche limpiadora pieles sensibles, un producto que limpia en profundidad sin provocar irritaciones calmando y reforzando el manto ácido de tu piel.

En definitiva, una buena higiene facial nos asegura una piel de aspecto sano y cuidado que estará más receptiva para la actuación de cualquier cosmético posterior. No debes olvidar utilizar una leche limpiadora específica para tu tipo de piel y aplicarla de forma correcta siguiendo los pasos que te hemos indicado en este post.

Redacción ActualizaciónRevisión
Alejandro Mateo 25-02-2020Alejandro MateoIcono experto verificadoResponsable de estrategia y contenidos
Añadir un comentario