Técnicas y productos específicos para hidratar el cabello rizado

Publicado el : 04/07/2024 10:52:39
Categorías : Cuidado del cabello

Técnicas y productos específicos para hidratar el cabello rizado

Los rizos son todo un desafío para quien quiere lucir una melena espectacular. Su propia forma de por sí supone que el pelo sea más seco en comparación al liso o a las ondas. Por ello, resulta esencial conocer qué técnicas son las más adecuadas para no resecar el cabello y qué productos para hidratar pelo rizado no pueden faltar en tu baño.

  ¿Por qué nos cuesta más hidratar el cabello rizado?

En efecto. El pelo rizado es más seco que el lacio o liso y que el ondulado. Hay tres motivos principales por lo que esto ocurre.

Primeramente tenemos que la estructura de las fibras rizadas no es lineal y, en cada curva, las capas de las hebras se abren e incluso rompen. Esto es, donde el rizo hace el giro es pelo está más “abierto”. Esto es sinónimo de estar roto, por lo que de por sí ya partimos teniendo una cabellera más estropeada.

Pero, además, esta microrotura no es otra cosa más que un agujero por el que los elementos hidratantes se escapan, siendo mucho más difícil que la hidratación dure en nuestro cabello.

El segundo motivo es que la forma helicoidal dificulta que el sebo se reparta homogéneamente. Así, cada fibra tiene zonas más nutridas y otras con carencia.

Finalmente, tenemos el hecho de que el pelo rizado necesita un brushing mucho más violento para que se consiga un peinado definido y que se mantenga horas y horas. Tanto la tracción excesiva como la exposición prolongada a altas temperaturas debilitan y resecan la cabellera una barbaridad.

Todo lo anterior, indudablemente, nos explica por qué el cabello rizado es más seco que el liso y, a su vez, nos da pistas sobre cómo hidratar el pelo rizado de manera efectiva.

  Cómo conseguir un pelo rizado hidratado, fuerte y brillante paso a paso

Y, por supuesto, llega lo que quieres saber, que es cómo evitar que esto suceda, cómo hidratar y mantener una melena rizada para que se vea y se sienta perfecta.

  1. Beber agua suficiente

El cabello no sólo se trata aplicando productos de cuidado capilar, eso sería algo como “empezar la casa por el tejado”.

Es básico que nos cuidemos nosotros mismos, nuestro cuerpo, para que este realice todas sus funciones correctamente, entre las que se incluyen llevar oxígeno a la cabellera.

Esto lo haremos bebiendo agua de manera abundante. Las funciones relacionadas con el mantenimiento del cabello son de las últimas (por no decir las últimas) en realizarse. Esto se debe a que el organismo prioriza los micronutrientes del agua y los lleva a las células con funciones más importantes (como la de órganos como estómago, pulmones, riñón, etc). Así, el agua que bebemos sólo llegará a hidratar nuestro pelo rizado si es suficiente para cumplir, primero, con las funciones que tienen preferencia. Después, el agua restante, irá al cabello, la piel y demás zonas sin prioridad.

  2. Seguir una dieta equilibrada

Exactamente igual que con el caso anterior tenemos el nutrir el pelo comiendo bien. No todo lo que comemos influye en la salud capilar, pero hay algunos nutrientes que sí y debemos asegurarnos de que estos llegan a los folículos para que las células correspondientes los usan para alimentar a nuestro cabello.

Una dieta variada que incluya una buena cantidad de todos los grupos de nutrientes será más que suficiente para mejorar el estado del pelo rizado. Sin embargo, hay nutrientes como el zinc, el azufre, la biotina, el hierro, el magnesio y la cobalamina son los micronutrientes que más influyen en la salud capilar y, por ende, los que debes consumir generosamente.

  3. Evitar lavar el pelo con agua muy caliente

El calor reseca el pelo. Lo vemos claramente cuando abusamos de la plancha o incluso del secador pero no lo tenemos tan en cuenta en otros casos como lo es con el agua con el que nos lavamos el cabello. Y, en efecto, usar agua caliente reseca el pelo (y también la piel, dicho sea de paso).

Además, este exceso de temperatura lo deja abierto, más expuesto y, lo que nos interesa, mucho más proclive a perder la hidratación (y los nutrientes) que consiga.

Lo ideal es lavarse y enjuagarse con agua tibia tirando a fresquita. Pero si no puedes, sobre todo en invierno, tira siempre de lo menos calentita que puedas y, aunque sea, date el último enjuagón con agua un poco más fresca para que las hebras se sellen y retengan las humedad.

  4. Un plus de hidratación mientras duermes

Convierte esas horas de sueño en un regalo para tu melena aplicándote un tratamiento hidratante potente, mascarilla o aceite hidratantes.

Como hay tantas opciones, ten en cuenta el resto de necesidades de tu pelo. De manera general, el aloe vera, la manteca de karité, los aceites de Babassú, coco y almendra y los micronutrientes en general deberán estar presentes en el producto que elijas para las horas que vayas a dedicar a la hidratación profunda para el pelo.

  5. Péinate en mojado

Trabajar el cabello rizado en seco, especialmente con el cepillo, supone maltratarlo considerablemente, encrespándolo y volviéndolo poroso. Tanto es así que con esta práctica incluso se abren las puntas.

Desenreda tu pelo en mojado, después de lavarlo y acondicionarlo y usando un peine de púas anchas.

  6. Escoger un champú hidratante

Obviamente, para hidratar pelo rizado necesitamos un champú hidratante (redundante pero necesario de mencionar).

Intenta que, a su vez, tu elección sea emoliente para mantener la humedad que le aportamos a la melena. Así mismo, busca que se formulen con ingredientes cuidadosos con los rizos, como las mantecas, pero que no aporten peso (para ello debes buscar siempre productos de alta calidad).

Lo ideal es que, al menos al inicio para darle a tu cabello un chute de hidratación, optes por el champú más hidratante que encuentres. Pero no te olvides de ir usando también uno de cuidado específico, como sería el caso de uno especial para pelo rizado, uno de acción suave si te lavas a diario o tienes la piel sensible, de pelo teñido, etc.

  7. Utilizar mascarillas nutritivas

No te enfoques solo en la hidratación. Estamos hartos de repetir que es la base del cuidado para el cabello pero no es lo único. De la mano va la nutrición, que es el alimento de tu melena, y que también es realmente importante para que las fibras capilares adquieran cuerpo y confort.

Aunque puedes hacer muchas combinaciones, un champú hidratante y una mascarilla nutritiva son la mejor base para cualquier rutina para hidratar el pelo rizado.

Así mismo, un producto leave in te va a permitir mantener y potenciar esa nutrición al tiempo que protege el cabello para que no se estropee más.

  8. Evitar ingredientes sintéticos agresivos

Que si la sal, que si las siliconas no volátiles, que si los parabenos, que si los sulfatos… Cada temporada está de moda demonizar algún ingrediente, y esto va cambiando, lo que antes era bueno ahora es malo o viceversa; ¡no hay quien se aclare!

Para no volvernos locos mejor usemos el sentido común. ¿Qué tal decantarnos por composiciones tan naturales como sea posible y que incluyan ingredientes que son famosos por su capacidad para hidratar (ya probada)?

  9. Aparatos de calor y pelo rizado

Ya hemos visto que el calor es contraproducente si queremos tener unos rizos hidratados. Por ello, es necesario que aprendamos muy bien a manejarlos sobre nuestra melena para dañarla lo mínimo posible.

Primero y principal será hacerte con un aceite protector térmico para usar siempre que te hagas styling con estos aparatos. Aprovecha y elige uno con más propiedades, como que te ayude en el peinado, que nutra, etc. Además, sería interesante que, para estos casos, contases con algún producto específico para evitar/reducir el encrespamiento tan propio del pelo rizado seco cuando le pasas la plancha o el secador.

Compra aparatos de gran calidad, que son los que no van a dañar tu cabello. A su vez, úsalos siempre a la temperatura idónea (siempre la más baja posible) en función de cómo sea tu cabello, además de rizado, claro; esto es, fino o grueso, teñido o virgen, etc.

En cuanto al peinado, elige el aparato en función de lo que te quieras hacer, de modo que no los uses de más, pues esto multiplica el daño. También sería ideal que, de vez en cuando, dejases descansar la melena secándola al aire y optando por peinados que no precisen de estos aparatos.

  10. Rutinas para tener el cabello rizado hidratado

Es esencial que insistas con tus productos porque este cabello agradece mucho cualquier cuidado (vas a notar mejora inmediata tras aplicarte cualquier producto que sea realmente bueno), pero no debes fiarte.

Ningún tratamiento es milagroso y una melena no se pone a tono de la noche a la mañana. Así, asegúrate de crear una rutina y mantenerla en el tiempo. Si con unas pocas aplicaciones ves resultados, ¡imagina siendo constante! Eso sí, diseña una con la que te sientas cómoda repitiéndola; no te pases con los productos si crees que te vas a cansar rápidamente (más vale poco y bien).

Si eliges productos de cuidado y acabado profesional vas a notar rápidamente que tu melena brilla más, se vuelve manejable y que mejora en general. Pero para que las fibras se hidraten en el interior y se vayan curando, fortaleciéndose y volviendo a tener su elasticidad, es necesario que sigas una rutina de higiene y cuidado para que a tu melena no le falte de nada.

  11. Adiós a las puntas abiertas

Las puntas maltratadas van a ser tu peor enemigo. Y es que llevarlas así es como si dejases el grifo abierto: toda la hidratación se pierde porque el interior de la fibra está expuesta por las puntas, que actúan como una puerta de cara al exterior.

No lo dudes y córtate las puntas abiertas. Además, ve haciendo un pequeño manteniendo cada cierto tiempo para evitar volver a tenerlas así.

Del mismo modo, usa productos de sellado para evitar que la humedad se escape de tu cabellera, y no lo hagas sólo cuando vayas a darle al secador sino a diario.

  Productos ICON Drench ideales para rizos

De la cantidad de productos hidratantes profesionales para el cabello, la base y esencia es y será ICON Drench. Es el champú de la línea ICON Hidratación, el cual se formula con aloe vera, aminoácidos y proteínas hidrolizadas; ¡un combo de hidratación para pelo rizado de primerísima calidad!

Su poder de hidratación da de beber a las fibras de tu melena. Esto se traduce en todo lo que necesitas para devolverte tus rizos hidratados. Fuerza, elasticidad y suavidad se multiplican. Esto se traduce en sedosidad, facilidad en el peinado, menos maltratos y roturas y, con ello, más capacidad de hidratación; ¡un bucle en el que el pelo rizado seco desaparece para dar paso a una melena de infarto!

Por supuesto, si quieres seguir potenciando estos efectos (y conseguirlos más rápidamente) no dudes en ojear el resto de productos de la línea ICON Hidratación para usarlos con Drench champú.

Además, aboga siempre por champús que, aunque tengan otras funciones principales, también sean altamente hidratantes como ICON Organic de acción suave, ICON Cure para pelo teñido o ICON AntiFrizz para pelo con tendencia al encrespamiento. Estos se pueden usar en combinación con ICON Drench champú para que cuides y mimes tu cabello cualidad a cualidad, dando solución a cada una de sus necesidades.

Ídem para acondicionadores, mascarillas, tratamientos e incluso productos de acabado. Busca la máxima hidratación pero mirando siempre por cubrir otras necesidades específicas de tu cabello.

Productos relacionados
    • -25%
    • REGALO
    Champú Drench
    Champú Drench Champú Hidratante ICON
    600 reseñas
    82,00 € Desde 28,00 € -25%
    • -25%
    • REGALO
    Champú_ICON_Organic_Natural_sin_parabenos
    Champu Organic Champú Orgánico ICON
    108 reseñas
    93,00 € Desde 31,00 € -25%
    • -25%
    • REGALO
    ICON_Cure_Champu_MiPelazo
    ICON Cure Champu ICON Champú Reparador
    178 reseñas
    82,00 € Desde 28,00 € -25%
Redacción ActualizaciónRevisión
Alejandro Mateo 05-07-2024Alejandro MateoIcono experto verificadoResponsable de estrategia y contenidos
Añadir un comentario